Close

  We have detected that you are in USA. Don’t you want to visit    USA   www.tuugo.us?

  Friday, 01 August 2014

Productividad y Sostenibilidad: Necesidades futuras de la agricultura, la actividad forestal y la pesca

Se espera que a mediados de este siglo la población mundial sea aproximadamente de unos 9000 millones. Se prevé que la mayor tasa de crecimiento de la población se producirá en las zonas que dependen en gran medida del sector agrícola (ganadería, agricultura, pesca  y silvicultura) y donde se tienen los más altos niveles de inseguridad alimentaria. El crecimiento del sector agrícola es también la manera más efectiva de disminuir la pobreza y garantizar la seguridad alimentaria.

En 2025 el 83% de la población mundial, que ascenderá a unos 8.500 millones de personas aproximadamente, vivirán en países en desarrollo. Sin embargo, la capacidad de los recursos y tecnologías necesarias para satisfacer los requerimientos de alimentos y otros productos agrícolas de esta población en crecimiento sigue siendo incierta. La agricultura deberá enfrentar este desafío, incluyendo el aumento de la producción en tierras que ya están en uso y evitando la explotación de tierras que apenas son aptas para cultivo.



Se necesitan enfoques innovadores en la agricultura para aumentar la productividad, proteger los recursos naturales y además aprender a usar los insumos de manera eficiente y sostenible.

El sector agrícola contribuye al cambio climático y a su vez sufre los efectos del mismo. Mejorar las prácticas y la reducción de la deforestación y la degradación de los bosques proporcionan una importante ayuda a la adaptación al cambio climático y aumenta el potencial de mitigación de sus efectos.

"Reconocemos que incrementar la productividad agrícola es el medio principal para satisfacer la creciente demanda de alimentos dadas las limitaciones relativas al aumento de la cantidad de tierra y agua usadas para la producción alimentaria"

Declaración Final de la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria
FAO, Roma 16-18 de Noviembre de 2009


La visión de la FAO acerca de los sistemas de producción sostenible en la agricultura requiere la integración en los aspectos sociales, económicos y ambientales. Se centra en cómo lograr la transición hacia prácticas sostenibles.

Las actividades de la FAO se centran en los siguientes aspectos:

  1. el aumento de la eficacia en la utilización de los recursos con el fin de lograr una mayor productividad con menores insumos, al mismo tiempo que se reducen al mínimo los factores externos negativos;
  2. la gestión de los riesgos ecológicos, sociales y económicos relacionados con los sistemas de producción agrícola, que incluyen las plagas, las enfermedades y el cambio climático;
  3. la determinación y potenciación del papel de los servicios ecosistémicos, especialmente en cuanto a sus efectos sobre la eficacia en la utilización de los recursos y la respuesta a los riesgos, así como su contribución a la conservación del medio ambiente;
  4. el fomento del acceso a información y tecnologías muy necesarios.

Para crear las condiciones para la agricultura y el desarrollo rural sostenibles son necesarios importantes ajustes en la política agrícola, ambiental y macroeconómica, a nivel tanto nacional como internacional, en los países desarrollados y en desarrollo. El objetivo principal de la agricultura y el desarrollo rural sostenible es aumentar la producción de alimentos de manera sustentable y mejorar la seguridad alimentaria. Esto requiere adoptar iniciativas en materia de educación, el uso de incentivos económicos y el desarrollo de tecnologías nuevas y apropiadas, para poder garantizar una estabilidad en el abastecimiento de alimentos adecuados, el acceso a los suministros de los grupos vulnerables y producción para los mercados; el empleo y la generación de ingresos para luchar contra la pobreza; y la gestión de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.

Se debe dar prioridad al mantenimiento y mejora de la capacidad productivas de las tierras agrícolas con mejores probabilidades de respuesta a las necesidades de una población creciente. Sin embargo, también es necesario conservar y rehabilitar los recursos naturales en tierras menos productivas con el fin de conservar la relación hombre/tierra sostenible. Los principales instrumentos para la agricultura sostenible y el desarrollo rural son la reforma de las políticas agrícolas, la búsqueda de una mayor participación de la población, la diversificación de los ingresos, la conservación de la tierra y una mejor gestión de los recursos. El éxito de la agricultura sostenible y el desarrollo rural dependerá en gran medida del apoyo y la participación de la población rural, los gobiernos, el sector privado y la cooperación internacional, incluida la cooperación técnica y científica.

¿Qué hay que hacer?
Estos desafíos conducen a cinco principios clave para la orientación del desarrollo estratégico hacía nuevos enfoques y el cambio hacia la sostenibilidad:

  • Principio 1: Mejorar la eficiencia en el uso de los recursos es fundamental para la agricultura sostenible.
  • Principio 2: La sostenibilidad requiere acciones directas para conservar, proteger y mejorar los recursos naturales.
  • Principio 3: La agricultura que no logra proteger y mejorar los medios de vida rurales y el bienestar social es insostenible.
  • Principio 4: La agricultura sostenible debe aumentar la resiliencia de las personas, de las comunidades y de los ecosistemas, sobre todo al cambio climático y a la volatilidad del mercado.
  • Principio 5: La buena gobernanza es esencial para la sostenibilidad tanto de los sistemas naturales como de los sistemas humanos.


Beneficios de la Sostenibilidad:

Económicos
La mejora de la competitividad de los diferentes actores de la cadena de valor a través del uso de las tecnologías para:

  • Optimizar el uso de insumo.
  • Ofrecen mayor eficacia en el proceso de producción.
  • La integración de los productos de valor añadido.

Medioambientales

  • Optimizar el uso de los recursos naturales (energía, agua, suelo).
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y los residuos.
  • Luchar contra los diferentes tipos de estrés en los cultivos (plagas, enfermedades, etc) utilizando tecnologías que reduzcan el impacto ambiental.

Sociales

  • Contribuir al desarrollo sostenible del medio rural y las personas que viven allí.
  • Mejora de la seguridad en el suministro de alimentos.


En resumen, la mejor manera de contribuir al desarrollo sostenible es mediante la eficiencia productiva, es decir, a través de la elaboración de más y mejores productos alimenticios con menor cantidad de recursos. La historia de la agricultura nos muestra que la única forma en que hemos mejorado la productividad ha sido la implementación de nuevas tecnologías para asegurar la disponibilidad de alimentos y el cuidado del medio ambiente.

Fuentes:
FAO - Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura
ONU – Organización de las Naciones Unidas
Agricultura Sostenible.org


 
Sign up for Tuugo:
Log in:

If you already have a Tuugo account,
Log in now

 
We and third party providers from us use cookies on our pages. By continuing to browse our pages you agree to that and accept our Cookie Policy.